continue reading hover preload topbar hover preload widget hover preload
 

Frutas y verduras de temporada

 
Categories: Alimentación, Fresco, Vida Sana  |   -

Sabemos que las frutas y verduras son pilares fundamentales de una dieta sana y equilibrada, es por eso que se aconseja el consumo de al menos 5 piezas de ellas al día. Si, además, consumimos las que son propias de cada temporada, a los beneficios para el organismo podemos sumarle el beneficio para el bolsillo. Y es que comprar productos de temporada suele ser más económico.

¿Sabés cuáles son las frutas y verduras propias del mes de Mayo que en poco días comienza? Aquí te las mostramos todas junto con una relación de las propiedades y beneficios de cada una, gracias al trabajo que han realizado la OCU, en colaboración con el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino y con cooperativas agrarias, al elaborar este  calendario con las frutas y verduras de temporada. Y recuerda, todas ellas puedes acompañarlas de cualquiera de nuestros quesos Vega e Hijos.

Frutas y verduras del mes de Mayo

Albaricoque: El interés nutricional del albaricoque radica en su aporte en pro-vitamina A o carotenos (estas sustancias son las responsables de su color). Contiene una cantidad de potasio nada desdeñable (muy superior a la media de las frutas). El contenido en vitaminas y minerales se incrementa en los orejones (albaricoques deshidratados), pero también sube considerablemente el número de calorías.

Cerezas: Esta fruta de verano es muy rica en flavonoides y polifenoles, importantes antioxidantes. Su contenido en fibra tampoco es despreciable. Las variedades más dulces y jugosas son las más apreciadas en España, aunque también se encuentran las de sabor amargo agrio, característico de las guindas.

Fresas: Este mes nos encontraremos con las últimas cosechas. Las fresas son pobres en azúcares; son interesantes por su aporte de minerales como el magnesio, el potasio, y el fósforo, así como por su riqueza en vitaminas, sobre todo, vitamina C y antioxidantes. Los granos de la fresa, los aquenios, estimulan suavemente el tránsito intestinal.

Melocotón: La variedad de melocotones en el mercado es muy grande, lo que influye en su apariencia, sabor y temporalidad. A pesar de su sabor dulce, el melocotón no es un fruto especialmente rico en azúcares, pero sí fuente importante de beta-caroteno o pro-vitamina A (responsable de su color), fibra y potasio.

Nectarina: Al igual que los melocotones, el interés nutricional de las nectarinas radica en su aporte en carotenos o pro-vitamina A, fibra y potasio. El contenido en azúcares es ligeramente superior al del melocotón, pero a pesar de todo su contenido calórico es reducido: unas 46 kcal por 100 gramos de fruta.

Calabacín: Esta es una de nuestras verduras preferidas, por rica, por versatil y porque nos acompaña casi durante todo el año. El calabacín, al igual que el resto de las verduras, tiene una gran cantidad de agua (casi un 95%). Su aporte calórico es muy bajo. No tiene ningún interés nutricional atendiendo al aporte en macronutrientes, pero sí puede contribuir de forma significativa en la ingesta de minerales (sobre todo potasio) y de vitaminas (en especial ácido fólico).

Calabaza: Desde un punto de vista nutricional, la calabaza es pobre en calorías, apenas 32 en 100 gramos. Auqnue aporta una cantidad moderada de fibra y no muchos minerales, es muy rica en vitamina A y carotenos (de ahí su color), así como en vitaminas del grupo B, C y E.

Espárragos verdes: Tiene un bajo contenido calórico por su alta proporción de agua y baja presencia de nutrientes energéticos. También tiene propiedades diuréticas. Todo ello hacen que sea una hortaliza muy interesante en dietas hipocalóricas.

Espinacas: Es una de las verduras que se despiden este mes. Las espinacas son una verdura rica en minerales y en vitaminas, sobre todo en provitamina A, ácido fólico y vitamina C, aunque gran parte de ésta se pierde durante el proceso de cocción. Una buena opción para aprovechar el máximo sus propiedades es consumirlas crudas, en ensalada.

Judía verde: Su interés nutricional radica en su escaso aporte calórico, su riqueza en fibra y la cantidad importante de vitaminas que aporta: vitamina A, y carotenos, vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, y también vitamina C, aunque ésta se pierde durante la cocción.

Lechuga: Compuesta principalmente de agua, la lechuga tiene un aporte calórico muy bajo. Su interés nutricional radica en su aporte en vitaminas, sobre todo carotenos y ácido fólico (sobre todo en las hojas más coloreadas), al igual que en minerales como el potasio, sin perder de vista su aportación de fibra a nuestra dieta.

Pepino: Esta verdura es muy rica en agua y muy pobre en calorías. Rico en potasio y pobre en sodio, el pepino tiene propiedades diuréticas. Para algunas personas puede llegar a ser indigesto: para evitarlo tan sólo hay que cortarlo en rodajas que se dejan macerar en sal gorda durante unas horas antes del consumo.

Pimiento: En función de su sabor se diferencian los pimientos dulces de los picantes. Los pimientos destacan por su alto contenido en vitamina C y carotenos (sobre todo los de color rojo). El sabor picante de los pimientos depende de su contenido en capsaicina, que puede llegar a ser irritante para la mucosa del aparato digestivo.

Puerro: Es rico en aceites esenciales, sulfurados volátiles y picantes, aunque su sabor es menos fuerte y menos marcado que el de la cebolla. Es un alimento pobre en calorías, pero rico en vitaminas: éstas se concentran sobre todo en la parte más verde.

Remolacha: Es una verdura muy apreciable, rica en fibra y con un contenido calórico muy bajo, tiene menos azúcar de lo que se piensa. Hay una variedad rica en azúcar, las remolachas azucareras, que se usan para la extracción del azúcar blanco, pero son diferentes de las remolachas moradas usadas en cocina.

Tomate: Bajo en calorías y en grasas. Su aporte en fibra y en minerales son discretos, pero en contrapartida es muy rico en vitaminas (A, D, E, del grupo B y también C). Otro componente importante es el licopeno, un antioxidante que es más activo cuando se consume triturado que entero.

Zanahoria: Comienza ahora una nueva época de recogida de zanahorias. Esta verdura, pobre en calorías, destaca por su aporte en vitamina A y carotenos, por ello se dice que es buena para los ojos y la piel, ya que la vitamina A y los carotenos protegen mucho estos tejidos. La zanahoria es rica en fibra. Cuando está fresca, es muy dura y crujiente.

 

Fuentes| http://www.ocu.orghttp://www.alimentacion.eshttp://www.terapiasnaturales.com/

 

 

Disfrutamos y nos beneficiamos del Sol

 
Categories: Fresco, Vida Sana  |   -

Fuente de energía y de vida. Ha llegado el momento de disfrutar de él y aprovechar todos sus beneficios. ¿Quieres saber qué nos aporta el Sol?

Es cierto que hay que ser prudente, no exponernos a ciertas horas y por tiempos prolongados, usar protección solar según nuestro tipo de piel y cubrirnos la cabeza, sobre todo la de los más pequeños, para disfrutar de una estupenda mañana o tarde al Sol. Pero el astro rey además de invitarnos a disfrutar del tiempo libre nos aporta numerosos beneficios para la salud:

1.- No sólo el calcio, también la vitamina D nos ayuda a mantener nuestros huesos fuertes y ágiles. Son los rayos UV los que ayudan a nuestro organismo a producir esta vitamina.

2.- Siempre acompañados de un buen protector solar, los rayos de sol ayudan a mejorar el aspecto y la salud de nuestra piel, contribuyendo incluso a la curación y prevención de enfermedades cutáneas.

3.- Aumenta tus defensas, aumenta tus glóbulos blancos.

4.- El sol ayuda a disminuir los niveles de colesterol y la hipertensión.

5.- La vitamina D un buen preventivo ante ciertos tumores cancerígenos.

6.- El sol nos hace estar más alegres, animados y activos.  Ahuyenta la depresión, el estrés y el cansancio. Nos invita a disfrutar de los amigos y también de nuestra pareja al aumentar los niveles de testosterona.

Magdalenas rellenas de queso, huevo y bacon

 
Categories: Fresco, Infantil, Queso, Recetas  |   -

Os proponemos una forma diferente de desayunar, una receta completísima y nutritiva que gustará a pequeños y mayores.

Ingredientes para la masa de galletas:

250 gr de harina común
150 gr de mantequilla
90 gr de azúcar glass
Pizca de sal
La 1/2 de un huevo batido.
25 ml de leche

Para el relleno:

3 huevos 
3 cucharadas de leche 
1/3 taza de queso madurado o tierno de cabra Vega e Hijos rallado (puede hacerse también combinando los dos tipos de queso)
4 lonchas de bacon
sal y pimienta y vainilla

 

Elaboración de la masa:

Ablandar la mantequilla  con un tenedor o cuchara. En el mismo recipiente donde tengamos

En el mismo bol donde tengamos la mantequilla añadimos por orden, y mezclamos hasta unir bien, el azúcar glass, la sal, los huevos, la leche (a temperatura ambiente) y la vainilla. Añadimos la harina y amasamos bien con la palma de la mano. Después colocamos la masa sobre un film y dejamos reposar al menos un  par de horas en el frigorifico. Tras este tiempo, extendemos con un rodillo y le damos el grosor deseado.

Tomamos moldes metálicos, de los que podemos usar para magadalenas, muphisn o incluso flanes individuales, y los untamos con mantequillas. En estos moldes colocamos la masa a modo de vaso.

Elaboración del relleno:

Freímos un poco el bacon en una sartén y cortamos en trozos pequeños. Batimos los huevos y le añadimos la leche, una pizca de sal y un poco pimienta molida al gusto.  Colocamos un poco de queso rallado en cada uno de los moldes en los que hemos colocado la masa de galletas y después echamos el huevo con la leche, llenando cada hueco sólo hasta la mitad. Después ponemos el bacon encima del huevo y horneamos durante 10 a 12 minutos o hasta que las galletas estén doradas y los huevos hechos. Pinchamos levemente con un tenedor cada uno de los muphins y servimos en caliente.

Ummm, deliciosos!

  

 

Fuentes| www.elmonstruodelasgalletas.comwww.cookingwithmykid.com

Imágenes| www.cookingwithmykid.com