continue reading hover preload topbar hover preload widget hover preload
 

Condimentando nuestros platos

 
Categories: Alimentación, Fresco, Queso, Recetas, Vida Sana  |   -

Son las grandes desconocidas de nuestra cocina y, sin embargo, no hay plato que se precie que no cuente con su toque maestro. Hablamos de las plantas aromáticas, de aquellas que dan color, sabor y aroma a nuestros platos. ¿Quieres conocer más?

Albahaca

Esta planta originaria de Cerdeña es muy apreciada por provenzales e italianos que la toman fresca. Se lleva muy bien con las pastas, ensaladas, tomate, berenjenas y calabacín y también con los quesos frescos.

La albahaca fresca resulta deliciosa en la ensalada de patatas y judías y en los platos de pollo y conejo. También se usa para preparar el pesto, una salsa que se prepara con hojas frescas de albahaca, aceite de oliva, piñones y una punta de ajo y que sirve para acompañar los platos de pasta. Si aderezamos con albahaca fresca, es mejor desmenuzarla y añadirla en el último momento. Picarla o cocinarla demasiado estropea su intenso sabor. La albahaca tiene la propiedad de ser antiespasmódica, digestiva y estimulante.

Estragón

Se utiliza fresco o seco en la confección de salsas como vinagretas o bearnesa y combina bien con las ensaladas, los huevos, el pollo y los crustáceos. Con el vinagre de estragón se hace una mayonesa excelente para ensalada de patatas o pollo. Se utiliza sobre todo para revalorizar los alimentos de sabor poco definidos. Favorece la digestión y es un gran diurético.

Hinojo

Acompaña habitualmente al pescado. Fresco combina bien con las sardinas. Los cangrejos de río, hervidos con agua y abundantes ramitas de hinojo, quedan deliciosos. Seco se puede añadir a sopas, ensaladas y rellenos. Se recolecta silvestre y cuanto más calor hace más fragante es su perfume. Es diurético, estimulante y , digestivo y está muy indicado contra los gases y los catarros de estómago.

Laurel

Las hojas frescas o secas se utilizan para dar sabor a sopas y caldos y para las salsas que requieren un largo tiempo de cocción, especialmente aquellas hechas con carne, ave y caza. También se utilizan en los caldos cortos de pescado o “fumets”. Las hojas se retiran antes de servir.

Menta

Además del conocidísimo té a la menta que tanto gustan los países árabes, la menta es un magnífico aderezo de ensaladas, sopas, salsas y potajes. Se usa para acompañar el cordero asado y los iranies la mezclan con yogur y pepinos para hacer una salsa muy refrescante. También está presente en multitud de recetas de legumbres: las habas con la menta son deliciosas, y en recetas de postre.  Se utiliza tanto fresca como seca ya que no pierde su aroma. Es un magnífico tónico, estimula la digestión, mejora la gastritis y ayuda en las disfunciones del hígado y la vesícula biliar.

Orégano y mejorana

Dos hierbas parecidas pero con sabores bastante diferentes. La mejorana es dulce y delicada, mientras que el orégano, variedad silvestre de la mejorana, es una hierba de sabor intenso.

Se utiliza en salsas, especialmente las que llevan tomate. Pero también, en salsas para pescado o carne asada (se mezcla orégano, limón y aceite de oliva). En toda Italia es costumbre espolvorear las pizzas con orégano. Se utiliza más seco que fresco y entre sus propiedades se cuentan las de ser un estupendo tónico y digestivo. En infusión, el orégano ayuda a combatir las molestias de los catarros e infecciones de las vías respiratorias.

Perejil

Se cultiva en todo el mundo y su buena reputación se remonta a los griegos y romanos. El perejil se utiliza siempre fresco y más el de hoja plana que el rizado. Este último tiene un sabor más suave.

Es un ingrediente básico en multitud de salsas. Por ejemplo,en las picadas, que son las salsas que se preparan en un mortero, machacando ajo, perejil, pan tostado, almendras y algo de caldo o vino y que tienen multitud de usos. O en las salsas para la pasta en donde se corta y se frie en aceite de oliva con cebolla y ajo. Es una de las plantas más ricas en vitaminas A y C y en calcio, hierro y manganeso. Además es diurética y antipirética

Romero

Es preferible utilizarlo seco, ya que fresco puede tener cierto amargor y es un habitual de carnes asadas, cordero, caza, pescado. Los italianos lo utilizan también mucho en el arroz. Está indicado para las afecciones hepáticas y digestivas, propiedades que también posee la miel de romero

Salvia

La salvia es junto con el perejil, la albahaca y el romero, una de las hierbas aromáticas favoritas en Italia. Los romanos la utilizan fresca rehogada en mantequilla para hacer una salsa que se sirve con raviolis. Las hojas de salvia fresca se usa con salsas de carne, ave y caza, finamente, cortadas o picadas. La salvia fresca es preferible a la seca. En medicina natural, se utilza como tónico circulatorio; también ayuda a evitar el agotamiento físico e intelectual

Tomillo

Es la hierba preferida de los conejos y si uno tiene la suerte de tomar un conejo que ha correteado por el monte, notará el agradable sabor de su carne. La caza, la carne de ave y las carnes a la parrilla ganan con tomillo que se utiliza seco. Va bien con las salsas a base de tomate y también resulta muy agradable mezclada con romero y laurel. En medicina, le llaman el antibiótico de los pobres. Está recomendado en infecciones de las vías respiratorias al calmar la tos; también estimula la circulación capilar.

Fuente| Plantas aromáticas, el arte de condimentar. Artículo en www.sabormeditteranéo.com.

Fotos: fbcdn-sphotos-a.akamaihd.netelle.es/elledecodecoesfera.com

Fritatta de espinacas y queso

 
Categories: Alimentación, Fresco, Infantil, Queso, Recetas  |   -

Hoy hemos encontrado esta riquísima receta, una rica fritatta que bien podría pasar por una tarta de queso vegetal. Un delicioso y vistoso plato que además facilita la difícil tarea que es, a veces, hacer que los más pequeños coman verduras. La fritatta es un tipo de tortilla de origen italiano que se hace con tortilla y verduras al gusto.

Ingredientes

Espinacas frescas, limpias y picadas
1 cucharada de aceite de oliva
1 cebolla mediana, picada
1 diente de ajo grande, picado
9 huevos grandes
2 cucharadas de leche
Queso madurado Vega e Hijos rallado
Tomates secos
Sal y pimienta recién molida al gusto
Queso fresco tradicional Vega e HIjos

 

Precalentar el horno a 200°C. Mientras, pochamos las espinacas en una sartén cubiertas con un poco de agua. Una vez que estén pochadas, escurrimos el agua y dejamos reposar.  Batimos los huevos junto con la leche y el queso madurado rallado. Añadimos a la mezcla los tomates secos, la sal y la pimienta.  En una sartén refreímos la cebolla y el ajo y cuando esté listo, añadimos la espinaca cocida. Ayudándonos de una pala de madera, extendemos bien la espinacas en la sartén y añadimos la mezcla de huevo. Separamos con la pala las espinacas del borden de la sartén y dejamos que el huevo las envuelva. Colocamos el queso fresco en trocitos por encima de la fritatta y antes de que esté del todo hecha la colocamos en el horno para que se termine de hacer y se dore. El tiempo de horneado será entre 13 y 15 minutos. Retiramos del horno y dejamos reposar unos minutos. Servimos cortadas en cuñas.

A comer!

Fuente| Simply Recipes