continue reading hover preload topbar hover preload widget hover preload
 

BIZCOCHO DE MANZANA Y QUESO FRESCO

 
Categories: Alimentación, Fresco, Queso, Recetas  |   -

Ya sabéis que nos encantan bucear entre las webs y descubrir nuevas recetas hechas con queso. En esta ocasión hemos dado con este riquísimo BIZCOCHO DE MANZANA Y QUESO FRESCO en el blog “Cogollos de Agua”

INGREDIENTES:

Para un molde de 600 ml.

  • 2 manzanas
  • 2 huevos
  • 100 grs. de harina con levadura ( si no es con levadura añadimos una cuchararita de levadura en polvo)
  • 100 grs. de azúcar
  • 100 grs. de leche
  • 100 grs. de queso fresco
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla o un sobre de vainilla azucarado
  • mantequilla para untar el molde
  • 2 Cucharadas soperas de azúcar para espolvorear por encima antes de hornearlo

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º C. Untamos el molde con mantequilla para evitar que se nos pege y hacer más fácil la tarea de desmoldar depués el bizcocho. También podemos recurrir a un molde de silicona, de los que ya abundan en ele mercado, que nos hará más sencilla esta tarea.

En un cuenco echamos los huevos, la harina, el azúcar, la leche, el queso fresco y la vainilla y los batimos todo bien con la batidora.

Pelamos y picamos las manzanas en lascas finas y las repartimos en el molde. Después vertemos la crema que hemos obtenido tras batir el resto de los ingredientes. Espolvoreamos con un par de cucharadas soperas de azúcar y horneamos en la posición del medio de nuestro horno durante unos 30 minutos. Sí tras este tiempo aún no está listo podemos dejarlo en el horno 7 u 8 minutos más.

Una vez hecho, lo dejamos enfriar y desmoldamos.

¡A comer! #tannaturalytanrico

 

Fuente e Imágenes| Cogollos de Agua: BIZCOCHO DE MANZANA Y QUESO FRESCO.

La miel perfecta para acompañar a nuestros quesos

 
Categories: Alimentación, Vida Sana  |   -

Es uno de los acompañantes preferidos de nuestros quesos. Casa bien con todos, aportándoles textura y propiciando un genial contraste entre lo dulce y lo salado. Convierte a nuestros quesos en un gran postre o los condimentas en una ensalada especial. Pero, ¿ no os pasa que encontráis la miel cristalizada justo cuando ibais a echar mano de ella? Os proponemos una solución sencilla, práctica y que además piensa en el ahorro.

La miel conserva todas sus propiedades tras haberse congelado, así que ¿por qué no hacer cubitos de miel?

Coloca la miel en un recipiente para hacer cubitos de hielo, un molde por ejemplo y cúbrelo con una envoltura de plástico de manera hermética para guardarlo en el congelador. Puedes ir sacando los cubitos de miel según las porciones que necesites, así sólo utilizarás la cantidad exacta que requiera tu plato. Ahh! Y no te preocupes por el tiempo, la miel se descongela super rápido.

Una versión muy particular de los Gougères

 
Categories: Alimentación, Queso, Recetas  |   -

Hoy os proponemos una receta un tanto especial. La encontramos buceando entre blogs de cocina y nos ha parecido más que apetitosa y versátil. Un plato ideal y socorrido para cualquier ocasión.

Lo gourgéres son un plato típico de la región  francesa de Borgoña hechos con masa choux y queso.  Se sirven tibios y apilados en una fuente como aperitivo o entrante en las comidas.

 

Para 35 gougères (más o menos)

Ingredientes :

80 g de mantequilla

120 g de harina

3 huevos

100 g queso rallado, a elegir entre madurado de cabra o tierno de cabra

15 cl de agua

1 cucharadita de sal – pimienta – nuez moscada

 

Elaboración

Precalentar el horno a 210 °.

En una cacerola verter el agua y añadir la mantequilla y la sal, la nuez moscada y la  pimienta molida . Calentar hasta que hierva y retirar del fuego.  Añadir la harina y remover rápidamente hasta que la mezcla sea homogénea. Calentar de nuevo toda la masa para secarla, removiendo constantemente hasta que la masa se despegue de la cacerola.

Retiramos la masa del fuego y le añadimos uno a uno los huevos, mezclando todo bien cada vez que añadamos uno para conseguir así una pasta homogénea. Terminada la pasta añadimos el queso rallado y mezclamos de nuevo.

Con la ayuda de una manga pastelera, hacemos  pequeñas bolas de masa que iremos colocando en una bandeja para hornear, dejando el suficiente espacio entre unas y otras para que no se peguen cuando aumenten de volumen. Las llevamos al horno y horneamos durante unos 20 minutos hasta estén dorados.

Podemos servirlo tal cual o echarle un poco de imaginación al plato y decorarlos con hierbas frescas, tomates secos, pimientos secos e incluso rellenarlos de crema de queso fresco haciéndoles un pequeño orificio en la base y ayudándonos de una manga pastelera.

vía Gougères queso y hierbas frescas – B TAN BUENO.